Adrian Merz, un estudiante de comunicación visual de Suiza, decidió empapelar su salón. Pero no con grandes superficies de papel de pared, sino con pequeños post-its blancos.

Y no sólo la pared, sino también el sofá, los cojines y la lámpara.

El experimento ha tenido como fruto imágenes tan atractivas y a las vez extrañas como éstas.

La textura de la habitación es sorprendente. Y los efectos de la luz en ella todavía más.

La “obra de arte efímera” se llama “winter 1972″.

Me gustaría saber cuánto tiempo tardaron en hacerla y cuánto tiempo duró el experimento ;)

Lo he visto aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags de este artículo: , , , , ,

Un comentario

  1. Alejandro says:

    este trabajo me recuerda mucho a este otro:

    http://www.lolaguerrera.blogspot.com

Comenta

Categorías