La comodidad de una silla bien diseñada

Recuerdo unas palabras de Jesús Gasca, fundador de STUA, referentes a los muebles de diseño. Concretamente hablaba del binomio belleza y función en las sillas.

La estética tiene su importancia pero indudablemente tiene que estar precedida de la función. Lo importante es que una silla sea cómoda, y por supuesto también tiene que ser bella y atractiva. Pero es fundamental que sea cómoda. Si no, es un objeto decorativo, pero no es una silla

Esta silla diseñada por Mónica Graffeo no es especialmente atractiva, pero creo que ninguno dudamos de que, por lo menos aparentemente, es muy cómoda. Se llama Lapigra y está creada por Zilioi & Co. Tiene una estructura metálica y su asiento está relleno de bolitas de poliestireno.

La web oficial de la marca italiana aquí.

pixel La comodidad de una silla bien diseñada