Ya está aquí el nuevo catálogo de Ikea 2010 cargado de nuevas propuestas para decorar nuestras casas. Hoy quería fijarme en varios comedores que me han llamado la atención.

Me encanta la apuesta por un contraste tan fuerte blanco-negro con toques metálicos. La mesa alta podría haber estado a la misma altura que la encimera, para tener más continuidad. Yo no introduciría otro elemento como es el tablero de madera a una composición con una dualidad tan potente. Las sillas son un acierto.

El blanco siempre transmite una sensación luminosa y calmada, acentuada en este comedor por las dos grandes ventanas que son un lujo en una vivienda hoy en día. La continuidad del suelo del comedor con el estar y la ausencia de división entre las dos estancias ayuda a crean mayor sensación de amplitud. Las plantas y los pequeños objetos de mimbre cobran protagonismo con el fondo blanco.

La pared principal, valientemente pintada de amarillo,es la protagonista indiscutible del espacio. Crea un contraste muy fuerte con el resto de la pared blanca y con el suelo de madera.

Esta imagen parece sacada de un restaurante. Me gusta su elegancia y los muebles que ha elegido para la composición. Las luces de la pared del fondo, a juego con la pared del primer plano, creo que tienen un tono demasiado intenso.

Esta foto la dividiría en dos: El suelo de madera con la mesa y las sillas de mimbre por un lado, y en otro comedor las sillas blancas con las lámparas negras y la alfombra a rayas (con la chica de jersey a juego incluída ;) )

El comedor me transmite mucha tranquilidad y dan ganas de sentarse con el periódico a desayunar al lado de esa ventana. Me gustan las sillas y especialmente ese modelo de mesa al que tengo tanto cariño. Las baldosas en damero combinan muy bien con el resto de la estancia.

No creo que pinte nunca las paredes de morado pero me gusta el contraste con la pared blanca posterior. La lámpara me parece demasiado baja, molesta para una cena o comida con los amigos. El mueble con la vajilla a la vista es una herencia de las casas antiguas que tampoco seguiré en la mía. Los cuadros apoyados en la repisa son una tendencia moderna que cada vez tiene más fuerza, aunque es poco práctica si tienes niños en casa.

Una mesa extensible o plegable me parece un elemento imprescindible en un comedor, y ésta de madera con cajonera incluída es muy práctica. Quizás eliminaría la alfombra roja porque en una zona de comidas es difícil de limpiar y plegaría las sillas en un rincón, no en la pared a modo de cuadros.

Esta composición me resulta un poco recargada, prefiero las paredes libres. Pero me encanta la combinación azul intenso-madera. El comedor se separa del salón con un mueble bajo, lo que da continuidad al espacio y mayor sensación de amplitud.

Yo tengo claro mi favorita. ¿Y tú?, ¿con cuál de todas ellas te quedas?


Tags de este artículo: , , , , , , ,

2 comentarios

  1. Varis says:

    Yo me quedaría con la segunda, la blanca. :)

  2. [...] a seguir hojeando (y ojeando) el catálogo de Ikea con las novedades, como ya hicimos con los comedores. Hoy me gustaría fijarme en las ideas que nos propone para las [...]

Comenta

Categories

Calendario

October 2010
M T W T F S S
« Sep    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Enlaces