Un corcho, dos corchos… mil corchos

La boda del hermano, el batizo del sobrino… Toda celebración que se precie incluye un brindis con champán. Y después de la fiesta, la botella al contenedor y el corcho… al sofá.

El Escultor Gabriel Wiese debe tener muchos motivos de celebración porque tiene cientos de corchos de champan y vino. Ha diseñado toda una colección con varios modelos de sofás fabricados con una estructura de acero y tapones de corcho. Wiese mantiene el tapón con su forma original para que de esta manera el material guarde su propia historia.

Con 9.000 corchos puedes hacer un sofá como éste:

Si sólo tienes 1.200 puedes intentar hacer uno como éste.

Esta “silla francesa” está compuesta por 600 corchos

No sé si serán “sólo” esculturas o se podrán utilizar como sillas. Lo que sí se es que esta propuesta tiene un gran valor para concienciarnos del valor del reciclaje y pensemos cómo dar una segunda vida a los objetos que se han quedado sin uso.

Visto aquí

share save 256 24 Un corcho, dos corchos... mil corchos

One thought on “Un corcho, dos corchos… mil corchos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>