Una silla hecha con capas y capas de papel… reciclado

Issey Miyake es una firma japonesa de moda de estilo ultra-vanguardista y muy creativo. Destaca su línea Pleats Please a base de tejidos plisados y hechuras versátiles. Pero el proceso de elaboración de estas telas lleva implícito la producción de grandes cantidades de papel que por lo general es tratado como basura.

El estudio japonés Nendo recibió el encargo de reutilizar estos grandes rollos de papel en algo útil. Y diseñó la Silla Cabbage, la “silla col”.

Está elaborada a partir de estos rollos de papel y su proceso de “fabricación” es tan sencillo como ir “deshojando” el papel hasta formar el asiento.

Durante su proceso de elaboración se le añade una resina que hace que el papel adquiera resistencia y mantenga la forma dada, dándole también elasticidad. Aunque sinceramente el asiento no parece muy cómodo.

Está reciclado y es reciclable, porque cuando ya no quieras utilizar la silla puedes volver a cerrarla y reutilizar el papel.

La silla no tiene ninguna estructura interna y se monta sin tornillos, con la única ayuda de las manos.

Ya que el proceso de producción es tan simple, tarde o temprano la silla podría ser transportada como un rollo compacto para que el usuario para cortarlo y darle forma en casa.

Estamos concienciados de la importancia del reciclaje, del consumo consciente y responsable. Y este diseño responde a la preocupación actual de reciclar y reutilizar materiales de desecho. Y da una solución sencilla y optimista a la gente. Porque las cosas pueden hacerse de otra manera y mejor. Y con muchas pequeñas ideas como ésta no sería difícil conseguir que las cosas cambiaran.

Más información aquí.

share save 256 24 Una silla hecha con capas y capas de papel... reciclado


¿Quieres comentar?